Autoayuda-Estudios y trabajo-terapia cognitivaSin Comentarios

Se el protagonista de tu vida no una víctima

Una de las principales razones porque nos estancamos en la vida, se debe a nuestra posición de víctima, imposibilitando así nuestra capacidad de tomar las riendas de nuestra propia existencia. Esto se puede evidenciar en diversos aspectos, tanto nuestras relaciones personales, así como en nuestros proyectos.

¿Quién de nosotros no se ha encontrado en alguna situación donde sentimos que la vida no nos trata como corresponde?

Muchas veces al pasar por un periodo de adversidad, pensamos que todo sería tan distinto si nos brindaran de alguna ayuda. frecuentemente culpamos a distintos factores sobre la causa de nuestro infortunio, pensamos que todo sería mejor si es que tuviéramos un mejor jefe, si hubiésemos tenido más apoyo de nuestros padres, si es que hubiésemos nacido en una familia con mejor situación económica, etc.

Puede que efectivamente no estaríamos pasando por muchas de nuestras dificultades si es que la vida nos habría dado algo distinto.! ¡Pero no es así!, esta es la vida que se nos dio y si realmente queremos cambiar las cosas, debemos saber cómo tratar con ella con una actitud de protagonista.

¿Como dejar de ser víctima?

La estrategia para dejar de victimizarse, es poder cambiar nuestras propias conversaciones con nosotros mismos (lo que pensamos), adueñándose de una actitud enfocada en el protagonismo que tenemos en nuestra vida. Tomate un momento para reflexionar y recuerda algún evento pasado de tu vida en el que hayas tenido que pasar por alguna dificultad por culpa de otra persona…

Se que suena difícil, pero si queremos que este ejercicio tenga sus frutos, debemos hacer todo lo posible por liberarnos de todo sentimiento que evoque responsabilizar a los demás por aquel imprevisto ocurrido. Ahora posiciónate con una actitud de protagonista ante ese hecho, asumiendo la responsabilidad tanto de tus sentimientos en ese momento, como de los sucesos ocurridos. Y plantéate cuál fue tu responsabilidad sobre aquel incidente o hecho. 

  1. ¿Que actitud te habría ayudado a sobrellevar mejor aquella situación?
  2. ¿Si hubieses hecho algo distinto, las cosas se podrían haber solucionado mejor? ¿Que podrías haber hecho?

El resultado de este ejercicio, es nuestro propio “yo”, tomando la responsabilidad de protagonista, no negando las dificultades culpando al resto, sino aprovechando las para desarrollarse como persona y encontrar soluciones.

Esa es la gran diferencia que existe entre una víctima y un protagonista, entretanto una víctima se excusa culpando a los demás de sus situaciones, el protagonista toma las dificultades para nutrirse y seguir creciendo como persona.

¿Pero, sabemos ser protagonistas?

Enfrentarse a adversidades durante nuestra vida es el orden natural de las cosas, continuamente la vida nos está otorgando desafíos que más de alguna vez sentimos que puede derribarnos. El problema no reside en que estos percances suceden, sino en la actitud que tomamos frente a estos.
De víctima a protagonista

Somos nosotros los que tenemos el poder de decidir si nos vemos paralizados por las dificultades o seguimos avanzando.

La actitud que tomemos frente a estos será el determinante de nuestro progreso y desarrollo, si nosotros no le permitimos a la adversidad hundirnos, saldremos a flote pase lo que pase.
¿Si nosotros no le permitimos a la adversidad abatirnos, quien más lo hará por nosotros?

¿Cuando permitimos que nuestra adversidad nos hunda?

Permitimos que las dificultades que enfrentamos nos pisoteen, cada vez que tomamos la actitud de víctima en nuestra vida. Al optar por esta actitud, estamos permitiendo que todas las causas ajenas a nosotros mismos, sean las responsables de nuestro sufrimiento. Obviamente no podemos tener el control sobre causas externas, por lo que muchos optan por tomar el camino fácil de liberarse así de toda responsabilidad de trabajar en pos de un progreso y desarrollo mejor. 

La victimización es la manera más efectiva que tenemos para liberarnos de las responsabilidades de buscar alguna solución, desafortunadamente esta estrategia de auto engaño muchas veces es utilizada por nosotros mismos sin darnos cuenta. Debemos de estar preparados y atentos a cualquier actitud de víctima que podamos tener grabada en nuestro inconsciente

Actitudes de una víctima: 

  • Las cosas les suceden, el no tiene nada que ver con las adversidades que le presenta la vida
  • No se hace cargo de buscar una solución al problema, pero si de los perjuicios que le afectan, enfatizando lo injusto que son los demás con él. 
  • Exige que otras personas se hagan cargo del problema, liberándose de toda responsabilidad
  • Se pasan quejando de lo que les sucede, toman todo como algo personal en su contra. 
  • >Se le pasa la vida esperando que las cosas cambien a su favor. 

Cree en ti y sé el protagonista de tus proyectos y sueños:

En el siguiente video, se puede ver como nuestra actitud de víctima puede atraparnos en nuestra zona de confort, realizar un cambio y hacerte protagonista de tu propia vida te proporcionará las herramientas y actitudes necesarias para cumplir con tus más deseados proyectos. 

Actitud de protagonista en nuestra vida: 

Por muy sencillo que parezca cambiar nuestra posición de víctima a una actitud de protagonista, debemos mantenernos fiel a nuestro compromiso por buscar nuestro grado de responsabilidad a toda adversidad que se nos presente.  

Si realmente queremos lograr cambios significativos y ser el protagonista de nuestras vidas es necesario liberarnos de todos aquellos sentimientos culpabiliza dores que solo llevan a victimizarnos y mantenernos paralizados ante una dificultad. Nuestra felicidad depende totalmente de nosotros, la actitud con la que enfrentamos la adversidad determinará si es que nos mantenemos paralizados ante las dificultades o seguimos avanzando por nuestros sueños. 

¡La vida es una sola! Solo tienes una oportunidad para ser protagonista de tu propia existencia y sacarle el máximo provecho posible! ¿Por qué no arriesgarse?…. 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sé el primero en publicar un comentario.

Agregar comentario