Autoayuda-Reflexion-Relaciones y familiaSin Comentarios

Como puedo ayudar a los demas

Uno de los principios fundamentales para la fortaleza emocional es que «nadie puede hacer feliz a nadie». Esto se basa en nuestra capacidad de decir «NO» a la ayuda y si a la colaboración.

La frase «nadie necesita a nadie para ser feliz» tiene como fin no desperdiciar nuestro tiempo y esfuerzo en hacer favores o cumplir con la expectativas de otros solo por hecho de creer que lo estamos ayudando a ser feliz. Saber que «nadie necesita a nadie» es poder dejar que las personas se hagan cargo de sus propias responsabilidades, incentivando así su propio desarrollo personal.

Las personas necesitamos de muy poco para ser felices, lo sepamos o no, cualquier intento nuestro por hacer feliz a alguien será en vano puesto que la felicidad de cada ser humano es completamente responsabilidad de cada uno, si bien podemos ayudarles a ordenar sus ideas o a solucionar sus problemas, la capacidad de ver la vida con alegría y sentirse satisfecho depende exclusivamente de cada uno de nosotros.

La salud mental se basa en nuestra comprensión de que necesitamos muy poco para ser felices, Una vez cubiertas nuestras necesidades básicas, nuestra felicidad solo depende de nuestra propia decisión en relación a cuánto necesitamos. Una persona con fortaleza emocional no necesita de mucho para estar satisfecho con su vida, puesto que sabe que lo importante en la vida es apreciar lo que tiene antes que desear. Mientras tanto una persona sin fortaleza emocional basa su vida siempre en desear lo que no tiene, por lo que no existen atenciones suficientes que lo hagan sentir satisfecho.

¿Cómo puedo ayudar a los demás?

Por otro lado, la mejor manera en cómo podemos ayudar a los demás es colaborar con ellos. Podemos servir de guías para aclarar sus propios pensamientos o mostrarles mediante nuestro propio ejemplo lo felices que pueden llegar a ser si realizan algún cambio en su vida. Esto implica que la mejor forma de ayudar a alguien es cuidándose a uno mismo tanto emocional como físicamente, logrando transmitirle nuestra energía positiva.

Olvidémonos de la idea irracional de que las personas necesitan de otros para ser felices. Cada uno es responsable de su propia felicidad y de su propia satisfacción con su vida. Nosotros sólo podemos ayudarles mediante nuestro ejemplo o guía, pero nada más que eso. Nadie necesita de nadie y el mejor regalo que podemos dar es la Alegría, Podemos negarnos a caer en los caprichos de alguien que alega que no lo hacemos feliz sin sentirnos culpables, puesto que realmente no nos necesita.

Diferencias entre colaborar y ayudar:

Como poder ayudar a los demas

Puede que distinguir ayuda de colaboración no sea fácil, pero vale la pena tenerlo claro debido que sabremos hasta que punto podemos “ayudar” a alguien sin caer en dependencias dañinas que solo empeoran las cosas. Colaborar es disfrutar, crecer, enseñar y aprender con los demás, la colaboración evita que el otro haga lo que podría hacer por sí mismo.

«Cooperar» es unir fuerzas, crear mecanismos de colaboración, sin que nadie imponga su ideología.

ayudar puede dañar

Mientras que ayudar es hacer las cosas por los demás, esto implica que la persona no puede hacer las cosas por si mismo por lo que lo hace inmediatamente dependiente de nuestra ayuda. Ayudar puede ser sumamente dañino puesto que privamos a los demás de su autosuficiencia y su capacidad de crecer.

«Ayudar erróneamente» es hacer el trabajo de otro; lo mejor que podemos hacer es dejar que cada uno tome sus propias decisiones y se haga cargo de sus responsabilidades

un ejemplo de ayuda dañina pueden ser las madres que se dedican a hacerles todo a sus hijos más allá de su edad y capacidad, a pesar de que la ayuda pueda ser en nombre del amor, negar la oportunidad a otro para que pueda autovalerse y desarrollarse es sumamente dañino.

Dejemos que las personas sean responsables de sus propias decisiones y que desarrollen nuevos aprendizajes. está demás decir que podemos dar consejos y guiarlos en su camino, pero dejemos que sean ellos los que dirijan sus vidas. de eso se trata la colaboración.

 

 

Sé el primero en publicar un comentario.

Agregar comentario